¿Quiénes Somos?

El Centro de Retiros Chintámani fue fundado por Saddhajoti y Mokshasi, miembros de la Orden Budista Triratna. Actualmente está dirigido y manejado por un equipo de personas de esta misma Orden que concibe su trabajo como una manera de practicar del Dharma, poniendo sus energías y entusiasmo al servicio de las Tres Joyas (el Buda, que representa el ideal de la Iluminación; el Dharma, que son las enseñanzas del Buda; y la sangha, que se refiere a la comunidad espiritual).

La visión y la misión del Centro de Retiros Chintámani están informados por los principios de nuestra Comunidad: la centralidad de la comunidad espiritual, el trabajo como una expresión de nuestro Ir a Refugio (i.e., nuestro camino espiritual), la importancia de brindar apoyo a la práctica de otros, la relevancia de crear y fortalecer amistades espirituales, el valor de construir contextos para el desarrollo de la creatividad y la individualidad.

La palabra “Chintámani” proviene de la tradición budista y significa “la joya que cumple todos los deseos”. Una representación común de Chintámani es una joya brillante que protege cuidadosamente el Bodhisattva Avalokitesvara entre sus manos, manteniéndola a la altura de su corazón. El Bodhisattva Avalokitesvara es la encarnación misma de la compasión; Chintámani simboliza el Bodhicitta, la voluntad hacia la Iluminación para el beneficio de todos los seres. Hemos escogido este nombre para nuestro centro de retiros, porque deseamos ofrecer un espacio que contribuya a crear las condiciones para el surgimiento del Bodhicitta.

Nuestras instalaciones

conoce más de nuestras instalaciones